nicolás antonioli
Poesía,

Poemas de Nicolás Antonioli del libro Las carnes ayunas

(Florida, Buenos Aires, Argentina, 1985). Escritor, editor y gestor cultural. Es secretario de la Asociación de Poetas Argentinos, director y fundador de  La Juntada-Festival Internacional de Poesía Joven (APOA) con sede en la ciudad autónoma de Buenos Aires. Director de la editorial Baldíos en la Lengua.Libros en poesía: sentires del alma (2004), se necesitan ojos (2005), muñecas/maniquí/muñecas (2009), mansalvar (2012), mano emplumada (2013), monólogo alucinado e interminable del sargento Cabral (2013) y las carnes ayunas (2017). Autor de las plaquetas Mandinga y Diecinueve.

carruaje
Poesía,

Cuatro poemas de Uriel Hernández Gonzaga

(Guerrero, 1992). Licenciado en psicología por la UAGro. En el año 2013 formó parte de la primera generación del proyecto Red de Letras, Acapulco, Guerrero, México. Poemas y cuentos suyos han sido publicados en revistas y antologías en México, Argentina, Brasil y España. Fue invitado a participar en la Primera y Segunda Feria Internacional del Libro Acapulco, Verano de Escritores y Día Nacional del Libro, (Acapulco, México, 2014).  Ganador del concurso Día del Escritor, Bruma Ediciones (Argentina, 2014).  

Said_V
Narrativa,

Ojos amarillos, cuento de Said Vladimir Ramírez Téllez

(Guerrero, México, 1991). Es licenciado en Literatura Hispanoamericana por la Universidad Autónoma de Guerrero. Su línea de estudio se centra en la literatura ecuatoriana contemporánea, en particular en la generación del 30. Ha publicado los ensayos: Don Balón de Baba, Vigencia de una literatura invisible: La obra de Alfredo Pareja Diezcanseco y Modernidad narrativa en El Muelle (1933). Ha participado en talleres de creación literaria celebrados en el estado y ha publicado cuento en diversas revistas nacionales e internacionales.

IMG_20190418_181343
Poesía,

Cinco poemas de Omar Jasso

(Nezahualcóyotl, Estado de México, 1990). Estudió Letras Clásicas en la UNAM y actualmente estudia Filosofía en la UACM. Poemas suyos forman parte de las antologías Los reyes subterráneos (La bella Varsovia, España, 2015), Poetas parricidas (Cuadrivio, México, 2014) y Últimos coros para la tierra prometida (Gobierno del Estado de México, 2013). Ha publicado en las revistas Ritmo (UNAM), Enter Magazine, La rabia del axólotl, SKRIBII, Revista TN, entre otras.

SONY DSC
Poesía,

Hay que cambiar el agua de las peceras cada cierto tiempo, de Cristina Bello

Egresada de la licenciatura en Literatura Intercultural de la ENES Morelia UNAM. Sus poemas aparecen en la antología del IV Encuentro Nacional de Poetas Jóvenes Ciudad de Morelia y en distintas revistas digitales como Efecto Antabús, Espora, Liberoamérica, entre otras. Fue becaria del IX Curso de Creación Literaria para Jóvenes Escritores de Fundación para las Letras Mexicanas y la Universidad Veracruzana en la categoría de poesía (2017).

Diaspora0k
Columnas, Desde aquí,

Ser y estar aquí (y en otra parte): Diáspora: Narrativa breve en español de Estados Unidos

El país con más hablantes de la lengua de Shakespeare, y el segundo país con más hablantes de la lengua de Cervantes, es Estados Unidos. Y estos idiomas no se dan la espalda: se comunican, se alimentan sin perder su identidad, y acaso definiéndola. Viven no solamente en las mismas ciudades y las mismas calles, sino que viven, muchas veces, dentro del alma y la mente de la misma persona: ninguno de los dos va a desaparecer jamás.

Sllenii
Poesía,

Seis poemas de Sllenii San Gabriel

(Huatulco, Oaxaca, 1987). Estudió la licenciatura en Lengua y Literatura Hispanoamericana y una maestría en Letras Mexicanas del Siglo XX. Sus poemas han sido antologados en Desde el fondo de la tierra: poetas jóvenes de Oaxaca, Cartografía de la literatura oaxaqueña actual, Una ciudad llena de fantasmas. Estudios sobre Joaquín Vásquez Aguilar y en la antología Para curarse el encierro, 13 poetas oaxaqueñas. En 2007 publicó el poemario Vértigo de golondrinas.

Marcelino_C
Narrativa,

Ella nunca llora

Mi madre es la persona con la que he tenido las mayores discrepancias. Ambos nos movemos en mundos distintos, a pesar de eso hemos aprendido a no juzgarnos tanto, la expectativa ya no nos mata ni nos envenena, por el contrario creemos, y damos por hecho, que estar aquí es un pretexto para acompañarnos y vernos tal y cual somos. No hay carta debajo de la manga, ni plan emergente, soy la prolongación de su sombra.