“Por qué cantamos” es un himno revolucionario, una esperanza

Carámbura 0 comentarios

Este arreglo que ahora presento es de Cultura Profética, un grupo de reggae de Puerto Rico que intentó, por todos los medios, innovar su música, darle un respiro…, un aire nuevo. Se integró en el álbum Canción de alerta (1998), y fue el primero de muchos logros para la agrupación. “Por qué cantamos” es, antes que todo, un gran poema, ahora musicalizado por muchos, escrito por el poeta uruguayo Mario Benedetti y publicado en el libro Cotidianas (1979), que expresa una dura crítica a la dictadura de su país del que fue exiliado en 1973.

Benedetti, en una entrevista realizada en 2006 por El País, dijo que su mayor temor siempre fue que lo torturaran porque le habría costado mucho sufrimiento, sin embargo, no habría nunca traicionado a nadie: ni a sus amigos ni a su familia ni a su país.

“[…]la experiencia del exilio me había convertido en otra persona, con todo lo que de bueno y de malo me había dado la vida fuera de mi país. Yo era otra persona”1.

“Por qué cantamos” es un himno revolucionario, una esperanza. La voz de todos los desterrados, de los asesinados, de los desaparecidos. Nuestros muertos quieren que cantemos, versa una parte del poema, y Benedetti, sin pensarlo, como una suerte de presagio, concluye: “porque nadie va a regalarles otro canto que les quite la tristeza”.

“[En 1976] surgió la tortura, la corrupción, el soborno, y enfrente estaban los tupamaros, [quienes] creían que la revolución iba a ayudar a la redistribución de la poca riqueza que le quedaba al país. Y los ricos, los militares y los gobernantes aceleraron la represión y la tortura; ahí empezó todo”.

Este es el poema en sus tres versiones: en voz de la agrupación, en voz del autor y en texto.

Poema

Por qué cantamos 2

Si cada hora viene con su muerte
si el tiempo es una cueva de ladrones
los aires ya no son los buenos aires
la vida es nada más que un blanco móvil

usted preguntará por qué cantamos

si nuestros bravos quedan sin abrazo
la patria se nos muere de tristeza
y el corazón del hombre se hace añicos
antes aún que explote la vergüenza

usted preguntará por qué cantamos

si estamos lejos como un horizonte
si allá quedaron árboles y cielo
si cada noche es siempre alguna ausencia
y cada despertar un desencuentro

usted preguntará por qué cantamos

cantamos porque el río está sonando
y cuando suena el río / suena el río
cantamos porque el cruel no tiene nombre
y en cambio tiene nombre su destino

cantamos por el niño y porque todo
y porque algún futuro y porque el pueblo
cantamos porque los sobrevivientes
y nuestros muertos quieren que cantemos

cantamos porque el grito no es bastante
y no es bastante el llanto ni la bronca
cantamos porque creemos en la gente
y porque venceremos la derrota

cantamos porque el sol nos reconoce
y porque el campo huele a primavera
y porque en este tallo en aquel fruto
cada pregunta tiene su respuesta

cantamos porque llueve sobre el surco
y somos militantes de la vida
y porque no podemos ni queremos
dejar que la canción se haga ceniza.

  1. »Los extractos que acompañan este texto fueron retomados de la entrevista “El poeta en el exilio”, publicado en el diario El País, en 2006.
  2. »Este poema fue extraído del libro electrónico Cotidianas, de la Editorial Sudamérica, alojado en el sitio web TelesurTV.
0 Comentarios

¿Qué opinas?