El mundo original es también un videojuego: Pokémon Go!

Una aventura antropológica en tu ciudad

Con cada nuevo invento las personas suelen tener dos ideas opuestas sobre él. A los inicios de la fotografía había detractores que pensaron que no iba triunfar o transcender, lo mismo pasó con el cine, el tanque de guerra o las computadoras portátiles. Los videojuegos no son la excepción, es un medio “tangiblemente” nuevo y como todo lo recién creado por el hombre, se tiene opiniones diferentes o contrastantes. Sólo la historia puede juzgar los logros de un medio con la ventaja de verlo desde una perspectiva más amplia.

El videojuego ya nos invadió como el cine y superando a éste monetariamente. Con la aparición de los celulares inteligentes el acceso y su atractivo han cautivado a miles de millones de personas en todo el mundo que han probado un juego y se han enganchado. Es su primer acercamiento a un medio con mucho potencial de crecer hasta donde el ingenio humano llegue.

Si algo se le ha quejado a los juegos electrónicos son el aislamiento, el sedentarismo y la poca comunicación con el mundo exterior. También se les relaciona como un distractor sin un fin práctico y que no deja nada productivo. Pero sin importar lo que digan los más acérrimos detractores, el videojuego llegó para quedarse y ser algo cotidiano, como la fotografía o las películas.

En el cine hay dos tipos de películas para dos arquetipos de públicos. Los que solo quieren un momento de suspensión de su realidad, distraerse y pasar un buen rato, y las que te exigen un poquito más, no sólo el entretenimiento inmediato sino al culminar pensar en la retroalimentación que haya despertada en el interesado. En el videojuego pasa lo mismo, hay para todos los gustos.

Hace pocos días salió el primer juego para celulares de la compañía Nintendo, sobre su, mundialmente famoso, juego de Pokémon. Fanáticos de todo el mundo han salido a descubrir qué sorpresas tiene, que son muchas, pero enfatizo en una de las ideas que han roto las barreras de una generación para pasar a otra: la mecánica del juego Pokémon Go! es salir con tu celular en un mapa GPS de tu ciudad, ir a buscar tus criaturas y enfrentarse con otros jugadores en sitios específicos. Es precisamente aquí donde reluce: los sitios para retar a otros competidores son los lugares emblemáticos, históricos o relevantes que para el programa del juego son importantes.

¡Maravilla¡ Hacer que los jóvenes visiten los parques, museos, estatuas, fuentes, puentes, murales y demás sitios importantes es algo increíble. Hacen un trabajo antropológico cada vez que asisten a estos lugares para obtener sus recompensas.

Desde que era niño siempre vi cómo se esforzaban los adultos para que los más jóvenes fuéramos a estos lugares, se comprometían con nosotros a cambio de una sorpresa. Hoy, eso es historia. Los jugadores de Pokémon Go! asisten sin engaño alguno.

Pokémon Go! ha cambiado esto; ahora mismo, miles de chicos visitan lugares que en su vida habían conocido de su propia ciudad. Ya no mencionemos que el juego se realiza a pie, es decir, caminando o en bicicleta. El sedentarismo pasó a formar parte de una rutina del pasado. Hoy, el videojuego más famoso en el globo, se juega caminando, y es real, nada de simuladores ni anteojos para crear una atmósfera ficticia. El mundo original es también un videojuego.

Esto es el inicio de algo gigantesco, con el éxito que tiene no es de extrañar que surja la competencia o hagan cosas parecidas. Los usos que se le pueden dar a los videojuegos son los que la mente humana pueda idear y si hoy, a principios de siglo XXI, tenemos esta maravilla, el futuro es muy alentador para la forma en que se ve a los juegos de video.

0 Comentarios

¿Qué opinas?