Cómo se pasa la vida: “Vacaciones”

Hugo Montaño 0 comentarios

Una conocida me pregunta si lo que mando por guasap y por tuiter lo escribo yo. Le digo que sí. Ella pone cara de asombro, me sugiere vea más televisión, luego me aconseja contrate el servicio de cable que recién acaba de entrar al fraccionamiento, que además de tele ofrece teléfono e internet, y muchas estaciones de radio, todo de buena calidad y mejor que la “señal abierta”. Le digo que no porque esa empresa destruyó el pavimento de las calles y las reparó de manera deficiente, ahora hay zanjas por doquier igual que su programación, llena de violencia.

Ella dice que yo exagero. Yo digo que ella también. ¿A poco no ve usted la tele? Pregunta, malévola. Le digo que sí, que contraté un puñado de canales (películas, caricaturas y deportes). Hay canales que están dentro de ese puñado pero que no veo ni de broma. Claro, responde, así son los que se creen intelectuales y se burlan de quienes sí ven televisión sin prejuicios, para divertirse sanamente. Le digo que se equivoca, no soy un intelectual, y eso de divertirse sanamente es discutible. Sin embargo le digo que respeto la preferencia de cada quien, y que dentro de su casa puede hacer de su tele un tótem, que igual lo respeto. Con tal, se vive solamente una vez y uno decide cómo desperdiciar su tiempo de vida.

Ella se me queda viendo y me reta a que escriba sobre la televisión de paga; por ejemplo, sobre History Channel, a ver si es cierto que está llena de violencia. Yo le digo que quizá lo haga, pero que antes debo terminar de escribir una historia, un libro que leo, y un curso. Ella se ríe con algo más parecido a una mueca, y se despide antes de desaparecer por la puerta del oxxo, triunfante.

Estoy solo en casa, listo para terminar mis pendientes, entonces decido encender el televisor y buscar el dichoso canal “H”. Cual si fuera magia aparece “historias de guerra”. Carajo, me digo, ¿cómo le haría mi vecina para defender esta primera evidencia? Una mujer japonesa, diminuta, relata los horrores vividos como enfermera en los hoyos cavados por los nipones, para defenderse de la invasión gringa. Recuerda a los soldados japoneses matando a sus compañeros sobrevivientes, y después a los gringos salvarla y darle de beber agua. El conductor del programa se conmueve…sí, el conductor es gringo… y el programa también. Apago el televisor decidido a terminar de escribir, pero esa pequeña muestra me tiene distraído. Buscó la programación del dichoso canal “hache”, y me encuentro estas linduras.

EE. UU., PROFECÍAS, OVNIS, EXTRATERRESTRES, GUERRA, ARMAS, FANTASMAS, BATALLAS, CALÍGULA, TERROR, CAZADORES, MOMIAS, JESÚS, EL SEXO, CONSPIRACIÓN, NAZI, CRUCIFIXIÓN, DESAPARECIDOS, NOSTRADAMUS, HITLER, HOLOCAUSTO, INGENIERÍA DEL MAL, EL TERCER REICH, ENGAÑOS, ENIGMAS, ESPIRITUS, FRANCOTIRADOR, MORTAL, ESTAFAS, GUERREROS, HUMANIDAD, IRONIAS, PERDIDOS, LA BESTIA, LA BIBLIA PROHIBIDA, LA IGLESIA OCULTA, HISTORIA NO CONTADA DE MÉXICO, LA TIERRA SIN HUMANOS, PECADOS, MARCADOS, MORTUORIAS, MEGA DESASTRES, MIEDO, OSCURIDAD, MILAGRO, MUNDO JURASICO, MUNDOS PERDIDOS, PATTON 360, PEARL HARBOR, PLANETA ASESINO, POLÍTICAMENTE INCORRECTOS, DIOS, AUGE Y CAÍDA, SAMURAI, SANGRE Y GLORIA, GUERRA CIVIL, SECRETOS, MEDIEVAL, VIETNAM, ¿CUÁNTA GENTE HACE FALTA? ¿PODRÍAS SOBREVIVIR AL FIN DEL MUNDO?, EL FINAL

En resúmen, un canal que cuenta historias donde no solo abunda la violencia, sino el miedo, la angustia, la destrucción, la parálisis, los prejuicios. Programas con una narrativa que nos orilla a la depresión si no estamos blindados con las narrativas propias, las originarias, las escuchadas en la casa, en el barrio y en la escuela. De ahí la importancia de la narrativa como medio de orientación de niños y jóvenes.

Escribo hasta terminar el pendiente y salgo a la calle a comprar verduras. Afuera la ciudad ruge al ritmo de la música estridente aunado al claxon de las motos y los autos. Un avión cruza el cielo rumbo al aeropuerto. Está comenzando la furia de abril y el calor consume cualquier humedad…son las vacaciones de semana santa… días de guardar… allá, en la lejanía, el esquema de lo que realmente quiere el tío Sam se ejecuta por enésima vez… la maquinaria de la guerra vuelve avasallante, ridícula… predecible.

0 Comentarios

¿Qué opinas?