Piélago, el LP que Irma Torregrosa reproduce a través de su poesía

Fernando Trejo 0 comentarios

Piélago obtuvo el Premio Hispanoamericano de Poesía San Román 2017.

El pasado sábado 23 de septiembre, en el Centro Cultural La Casa de la Música “José Narváez Márquez”, de la ciudad de Campeche, la poeta Irma Torregrosa (Mérida, Yucatán, 1993) recibió, de manos del alcalde Edgar Román Hernández Hernández, el reconocimiento oficial como ganadora del XLII Premio Hispanoamericano de Poesía San Román 2017.

Irma Torregrosa Castro, quien forma parte del Consejo Editorial del proyecto Carruaje de Pájaros, recibió además un incentivo monetario de 125 mil pesos, por su libro Piélago que firmó con el seudónimo Theodore Towmbly, gracias a que el jurado integrado por Melva Trinidad, Audomaro Hidalgo y Manuel Enrique Pino, decidiera por su libro de entre 239 poetas nacionales e internacionales, destacando la participación de los países de Argentina, Colombia, Ecuador, México, Paraguay y Venezuela.

Irma, además, es egresada de la Escuela de Creación Literaria del Centro Estatal de Bellas Artes. Ha ganado el Tercer Lugar en el Segundo Premio Nacional de Poesía “Jorge Lara Rivero 2010”, es Premio Regional de Poesía “José Díaz Bolio 2012” y fue becaria de verano de la Fundación para las Letras Mexicanas 2011 y 2012.

En propias palabras de Irma, “Piélago es resultado de una búsqueda de identidad mía y de mi escritura. El pretexto y el hilo conductor del libro es la exploración del agua como uno mismo y del miedo y el amor que tenemos hacia quienes somos. Utilicé la idea del agua porque, al igual que todos, tiene múltiples caras. El mar y lo que hay dentro, lo que no podemos ver, es algo que me ha obsesionado desde siempre. La exploración marina de Jacques Cousteau fue algo que desde siempre admiré, siempre quise descubrir el mundo bajo el mundo de lo visible.”

Piélago es el primer libro de Torregrosa, pero su afinidad a la música, la hace pensar que, entonces, Piélago sería su primer LP.

El libro se concretó en Puebla, a pesar de que al rememorar su esencia total, quizá se gestó desde hace mucho tiempo. La distancia que impedía la convivencia con su casa, sus lugares físicos, conocidos, la hicieron mirar en introspectiva, “buscarme dentro de mi historia y dentro del cuerpo sin saber lo que hallaría, y bueno, hallé este libro.”

Para la poeta de 24 años de edad, tener un libro entre sus archivos es ya un reconocimiento. Y que además el libro tenga un título que pueda encarnar su esencia, lo es mucho más. “Para mí el premio es haber podido moldear a mi hablante de una manera honesta, sencilla y directa, a veces sensible, a veces descarnado. Siendo una persona de extremos, lograr el equilibrio es un algo muy grande.”

Antes de participar en el Premio Hispanoamericano de Poesía San Román 2017, Irma concursó en un certamen nacional. Pidió a sus amigos de confianza una lectura del mismo para seguirlo trabajando. “Atravesaba un momento emocional de inestabilidad cuando decidí enviarlo a este premio, por recomendación de un amigo. No esperaba nada. Tanto así que me puse, como seudónimo, el nombre de un personaje con el que sentía una identificación particular: Theodore Twombly, el triste escritor de cartas que protagoniza Her, de Spike Jonze.”

“Recibir este premio es increíble, lo digo en el sentido literal. Me cuesta procesar cosas de esta magnitud. Significa mucho para mí por el momento de la vida en el que estoy y por el momento en que se encuentra mi escritura. Alguien me dijo: ahora tienes la responsabilidad de escribir libros de igual o mayor calidad poética. Creo que un poco está implícito ese pensamiento, casi como un prejuicio. Yo creo que la responsabilidad, más bien, se encuentra en el no detener la exploración poética. Ningún libro es igual a otro y una cosa no puede ser dicha de la misma forma que otra. Ahí es donde yo creo que está la responsabilidad: aprender a mirar con detenimiento y descubrir la forma en que lo que quiere ser dicho, puede serlo: explorar el mundo.”

Al preguntarle qué sucederá ahora con Irma Torregrosa, qué viene para ella después de este reconocimiento, nos comentó que en primera instancia viene la emoción. Sigue impresionada por todo lo acontecido. Seguirá explorando y documentando ese proceso. Dos de los temas que le interesan mucho han sido ejercicio para esbozar proyectos. “Espero, igual, que con este reconocimiento vengan más cosas, lo que sea que esté por venir.”

0 Comentarios

¿Qué opinas?