Author

Carruaje de Pájaros

Carruaje de Pájaros

Somos un grupo de poetas y gestores culturales jóvenes que creen en la poesía como forma de exploración de la naturaleza humana. Síguenos en nuestras redes sociales. ↓

Poesía,

Dos poemas de Alejandro Massa Varela

(Ciudad de México, 1989). Ensayista, dramaturgo, poeta y periodista. Estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Es autor del libro El Ser Creado / Ejercicios sobre mística y hedonismo, editorial Plaza y Valdés, prologado por el filósofo y sacerdote, Mauricio Beuchot, y el Presidente de la Sociedad Mexicana para el Estudio de las Religiones (SMER), Benjamín Preciado.

Poesía,

Cuatro poemas de Marianela Medrano

Es doctora en Psicología. Frecuentemente ofrece talleres de poesía/literatura y temas de salud mental en diferentes universidades y centros culturales en los Estados Unidos. Ha publicado poesía, narrativa y ensayo. Dirige la serie de lecturas Confluenciaen Naugatuck Valley Community College desde el 2008; una serie que agrupa escritores de diferentes culturas y géneros literarios. También escribe un blog para la American Counseling Association (ACA).  Ha sido escritora residente en Goddard College, VT en tres ocasiones.

Poesía,

Tres poemas de Clara del Carmen Guillén

(Comitán, Chiapas). Ha publicado poesía y cuento como Bajo el peldaño, Nocturno para despertar desvelos, Disfraz de los secretos, Canción de cuna para mecer un duelo, La puerta vedada. También ha escrito cuento, poesía y música para niños como Raíz de sol, La duda de Melesmeles, Cascatiempo y sus vecinos, La casita de Lulio, El cangrejo, La palabra merodea. Fundadora de la Casa de la Cultura de Bochil, en Chiapas; creadora del taller de animación lectora La feria de las palabras. Ha participado en Ferias del libro

Artículos,

Sobre Set de thriller y otras 99*

Set de Thriller y otras 99 es una colección de narraciones cuyo común denominador es la brevedad. Héctor Cortés Mandujano, su autor, las llama mini-ficciones, textos gestuales y prosas elementales.

El texto más extenso no supera las tres cuartillas y existen otros cuya brevedad nos recuerda los escritos de Monterroso; por ejemplo, en “Modos de comer pollo” el autor nos cuenta en ocho líneas como puesta frente a la

Artículos,

El tema de la memoria: una aproximación científica, su poética

“el infierno no necesita ni fuego ni parrillas
pues basta como condena eterna
la memoria continua de nuestros errores”
Paul Valéry

Si bien tenemos ya ciertos conocimientos, por los avances científicos en el área de la psicología y la neurología, sobre la memoria, de cómo funciona, dónde se ubica en nuestro cerebro, qué tipos de memoria existen y cuáles

Poesía,

Trenzas, poema de Adriana Ventura

Ha realizado estudios de licenciatura en la UAG, de especialidad en la UAM-Azcapotzalco y de maestría en la UNAM. Publicó las plaquettes, La rueca de Gabrielle (Editorial de otro tipo, 2014), Elogio a las rain boots que no tengo (Editorial de otro tipo, 2015) y Café Bausch (Colección La Ceibita, Fondo Editorial Tierra Adentro, 2015). Obtuvo la beca PECDA de Guerrero en el 2011 y 2014. Logró el Premio estatal de poesía joven en 2014 y de ensayo en 2015. También ha merecido el Premio al Mérito juvenil de Guerrero en el 2014. Fue becaria del FONCA en 2016.

Poesía,

Cuatro poemas de Víctor Hugo Díaz

(Santiago de Chile, en 1965). Ha publicado “La comarca de senos caídos”en 1987, “Doble vida”en 1989, “Lugares de uso” en 2000, “No tocar” en 2003, “Segundas intensiones” en 2007, “falta” en 2007, “Antología de baja pureza” en 2013 y 2014, México, DF, “Hechiza, poemas anticipados”, México, 2015 y 2016, y Lo puro puesto, Chile, 2018. En 1988 obtuvo la primera Beca de Creación Taller Pablo Neruda; en 2002 la Beca de Creación del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. En 2011, 2012, 2013 y 2014 ejecuta el

Reseñas,

Tan lejos como los chinos

Hace unos días, mientras viajaba en el 39 hacia un lugar impreciso de Buenos Aires, me topé con el primero de una serie de fragmentos que me llevaron a descubrir (tal vez un poco tarde) que en La invención de Morel, Adolfo Bioy Casares había elegido como narrador-protagonista a un fugitivo que habla de Venezuela: “Adelanté un poco más: se apagaron los ruidos, como en un ambiente de nieve, como en las frías alturas de Venezuela”.