Cotidianidades

Debí trasladarme a San Cristóbal de Las Casas y en tanto manejar no es mi máximo, decidí recurrir a un transporte público, con la ilusión de tener tiempo para relajarme y disfrutar el viaje. No necesité que avanzáramos mucho para comprender que en realidad tendría una buena dosis de estrés y ansiedad. El chofer parecía […]

Cómo se pasa la vida: “¿Robas o trabajas?”

Hugo Montaño 0 comentarios
¿Dónde lo agarró el temblor?, pregunta mi vecina. Le digo que dentro de un hotel, en la Ciudad de México. ¡De la que se salvó! Acá estuvo horrible, nomás lo platico y me pongo nerviosa. Mire, me sudan las manos. Mi hermano creo le dio azúcar después del temblor porque no salió, se quedó acompañando […]

La vida en su tinta

Luis Antonio Rincón 0 comentarios
—Ya no deberían traer más terremotos del fondo de la Tierra —dijo el querubín—, hay que decirle a quien lo hace, que tiran casas y le dan miedo a las personas. No lo corregí en ese momento, comprendí que mis explicaciones sobre el origen de los sismos no habían sido suficientes, pero teníamos poco tiempo […]

Cotidianidades…

Luis Antonio Rincón 0 comentarios
Tenía rato de no reírme tanto, un amigo nos contaba al teléfono que para adelgazar, además del ejercicio, decidió tomar una de esas píldoras mágicas que prometen hacerte perder kilos por semana. —Apenas llevaba un kilómetro —nos contaba por el altavoz—, cuando sentí la urgencia de regresar a casa. Volví trotando como patito, apretando el […]

Cotidianidades

Luis Antonio Rincón 0 comentarios
Era diciembre, comenzaba la Feria Chiapas, la década de los 90´s estaba a la vuelta de dos semanas y un gran amigo de aquel entonces, deseoso de reconciliarse con la exnovia, la invitó a caminar entre los juegos, el olor a ganado y las vendimias de churros y golosinas. Cuenta que iba nervioso, lo cual […]

Cómo se pasa la vida: “Bésame”

Hugo Montaño 0 comentarios
A los amigos les digo que en mi casa hago lo que yo quiero. Si quiero barro, trapeo y “sacudeo”. Los días de aseo son los domingos. Y he de confesar que hace ya tres fines de semana que no hago tal cosa. Sí, pueden juzgarme flojo, güevón, y lo que se acumule. No es […]

El demoledor de paradigmas

Aunque perseguimos, por extraño naturaleza, el orden, la vida es el escenario perfecto para que exista la contradicción. Como para morir basta estar vivo, así para que la paradoja se reproduzca, es suficiente existir. Todo es, entonces, según nuestra mirada ordenadora, imperfecto. El escritor que muere -lo acabo de leer en un artículo de Juan […]