Poema 11

Estas palabras fueron antes una hoja de papel.
Fueron, también antes, mi madre a solas, en carrera entre su alcoba y la cocina, llorando la idea de una muerte anticipada; urgiendo el diccionario que alberga la palabra que denomina legalmente el estado civil de una madre que pierde a sus hijos.
Pero estas palabras no son, aunque Piglia diga lo contrario, acerca de ella.
Hablan sobre ellas mismas; y de ti, que hiciste nido en mi nefrona, piel de bond, antes de estar arrugado bajo luz del microscopio de un patólogo (poeta) que intenta, a su manera, el amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *