Poema 5

Hoy caí de rodillas en la ducha. Me hablaste ahí dentro. Acaso tres o más minutos diciéndome cosas, importantes supongo. Pero no entendí tu idioma. Ni una metáfora aclaró la tensión del instante, o era el vapor. Me quedé en blanco (mas te oía). Desee el don de las lenguas, ser políglota, haber aprendido a traducir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *