Búsqueda por categoría

Constelaciones

Constelaciones,

Un ingenuo profesor de filosofía 

El pensador italiano Norberto Bobbio, al final de la introducción a su libro El futuro de la democracia, cierra con estas palabras: “No tengo necesidad de agregar que, como ninguna fórmula ideal, tampoco ésta pertenece a la esfera del ser, sino a la del deber ser”. Creo, a riesgo de ser injusto con la pedante “vocación” docente, que no hay en la enseñanza nada que se encuentra en el orbe de ser, sino en el

Constelaciones,

Pensar el mundo desde Copoya  

Según Markus Gabriel, «el mundo no es ni la totalidad de las cosas, ni la totalidad de los hechos, sino aquel ámbito en que acaecen todos los ámbitos que existen». Para este filósofo alemán el ámbito será un campo de sentido. Su tesis central explicaría que el mundo no existe porque no puede estar encerrado en un ámbito que lo contenga. Sólo tenemos parcelas significativas del mundo o de ese no

Columnas, Constelaciones,

Notas adivinatorias de un profesor de filosofía 

Spinoza ─mediante un aristotelismo vedado─ explica al principio de su Tratado de la reforma del entendimiento, que es necesario buscar “un bien verdadero y capaz de comunicarse”. El viejo filósofo define a este “bien verdadero” como algo que, hallado y poseído, nos haga gozar eternamente de una alegría continua y suprema. Este bien, a causa de su aristotelismo o por él, acude irremediablemente

Columnas, Constelaciones,

Los sentidos latentes

Si como escribió Samuel Johnson, las personas tenemos “un sentido latente, que no se satisface en este lugar, o tiene algunos deseos diferentes de los sentidos que deben ser saciados para que pueda ser feliz”, este mundo, como se nos es puesto enfrente, resultaría la mitad de un todo, que no sentimos con la experiencia inmediata (esos datos inmediatos del cuerpo), pero que está latente desde nosotros mismos.

Columnas, Constelaciones,

Mafalda es nuestra Santa Patrona, entrevista con Daniel Divinsky

Abogado de profesión, Daniel Divinsky, cuenta que llegó al mundo de la edición de libros por obra de una dictadura militar y un gusto personal por la literatura. Este señor, abuelo −de tinta y carne− de la transgeneracional Mafalda, la tira cómica que el dibujante Quino crearía, circa 1963, en los años convulsos de la guerra de Vietnam y el movimiento hippie, trasluce un pensamiento progresista, teñido por una cultura libresca y de vida inmensos. Entrevistar a un editor insignia dentro panorama editorial de Latinoamérica puede resultar un tanto complicado.

Columnas, Constelaciones,

Comentario de un talmudista adivinatorio al Shabbat 30b

En el fragmento 30b del Shabbat, en el que se explica la inclusión, a pesar de sus aparentes contradicciones, de Qohéleth (Eclesiastés) y de  Mishlei (Proverbios) a los Ketuvim, dentro del Tanaj (Biblia hebrea), asoma —como de pasada— en la completa periferia del contenido principal, una cierta finalidad del trabajo humano, que a riesgo de adivinatorio, me atrevo a comentar. Ante la pregunta que abre Qohéleth, ¿qué saca el hombre de toda la fatiga con que se afana bajo el sol?, el Talmud responde, desde la escuela de Rabí Yannai “que el hombre no saca ningún provecho de lo que halla bajo el sol, pero sacará provecho de lo que existió antes que el sol”.

Columnas, Constelaciones,

Borges, el metafísico

A propósito de la escritura de Jorge Luis Borges, Carlos Fuentes le comenta a Julio Ortega que de ella le interesa su “increíble capacidad para construir arquetipos metafísicos platónicos, como el tiempo absoluto de ‘El jardín de senderos que se bifurcan’, el espacio en ‘El Aleph’, la biblioteca total de ‘Babel’.” Recupero estas palabras en función de cierta tonalidad metafísica que me intrigan de la escritura de Borges. Si la filosofía se nutre de elaboraciones conceptuales, si nos ofrece la posibilidad de construir andamiajes categoriales que nos explican la realidad o, en su rostro metafísico

Columnas, Constelaciones,

Recordar

En el presente —que hoy pasa, y es, y fue—, aparece el tiempo como un despeñadero, precipitarse, caer en el movimiento de la inmovilidad, en el presente total que nunca desaparece, la única realidad que podemos sentir en el cuerpo. Recordar, entonces, significa recuperación hacia el presente. Vivimos en un “desmoronamiento silencioso” del recuerdo, como lo describe Salvador Garmendia: “…le pareció que ya no había presente sino la inmovilidad de las cosas llenas de un tiempo apaciguado y simple.