Búsqueda por categoría

Reseñas

Reseñas,

Concepción contra la invasión líquida 

Luis Antonio Rincón García es originario de Tuxtla Gutiérrez Chiapas. Creció entre matorrales de palabras, ríos de leyendas, cascadas de tradiciones, bosques poblados por árboles de diversas lenguas: la lengua zoque, chiapaneca, tsotsil, zapoteca, entre otras. Este lengüerío lo llevó a estudiar comunicación en la Universidad de las Américas Puebla, una de las mejores universidades del país, y a especializarse en el extranjero.

Reseñas,

Tiempo doméstico o domesticado

Una amiga, una amiga madre, me dijo hace poco: Emma estaba en la guardería, llegué diez minutos antes del trabajo, así que los aproveché para sentarme y ver el techo, entonces pensé: “Así se debe sentir la Jaramillo, que en su soltería, se sienta sola en su sillón”.

Reseñas,

Luz de papel, antología poética de Marisa Trejo

Porque su voz es inconfundible. Es una voz que resuena entre los espacios sonoros del intenso traficar poético. Ahí está. Melosa, delicada, sutil, eufónica, deliberadamente acuosa. Eso sí, nunca podremos olvidar un verso de ella. Su obra nos endulza o amilana, nos entrega reminiscencias del pasado o avistamientos del futuro. En su obra, por demás extensa, hay símbolos imágenes, delirios. También están los tiempos nuestros, los ajenos, los propios y los extraños.

Reseñas,

La sombra de Hugo

Le dije a Hugo que el Kagemusha es un disfraz. Y es que, allá por los días de Shakespeare y del Quijote de Cervantes, allá por mil quinientos y tantos, en un lugar de Japón, un señor feudal, Takeda Shinguen acaba de morir. Su pueblo lo amaba y lo respetaba. Decían que en sus años de juventud Takeda había sido  “Rápido como el viento, fiero como el fuego, Sereno como el Bosque y Firme como una Montaña…”

Reseñas,

La abuela está en la casa porque he visto su voz, de Fernando Trejo

Fernando Trejo descubre en su indagación metafísica que estar en lo fantasma / es el proceso de quedarnos en todo lo que amamos, una forma de la eternidad que existe en cada lluvia, en toda pared, siempre que Ponyo ladra a los retazos de luz / que mi abuela desperdiga y descompone a su paso, que son los pasos que da la Negra para que ella, la abuela, camine también, y poder llamarla: Negra, / maúllame en la soledad.

Reseñas,

No luches con el que está ausente

Confesadamente o no, la vida y la escritura tratan siempre del problema de pertenecer, de ser (o no ser) de un sitio que también nos reclama, que nos busca por nuestro nombre, por nuestra voz, por quienes somos. En poesía, pertenecer a un sitio fuera del poema siempre es más difícil, porque la patria del poeta es lo que escribe, lo que otros han escrito, las palabras. La poesía es la patria que un poeta se construye, su origen, y también su destino final.

Reseñas,

Cuadernos de patología humana

No se sabe lo que hay detrás. Uno atisba a la memoria y encuentra ese grito desgarrador, el último hálito.
Todos tenemos recuerdos de allí, porque nacimos dentro. Y al paso de los años la recurrencia se vuelve inevitable. Me refiero a los elefantes blancos vistos desde afuera. Los hospitales que por lo regular nos generan angustia, porque el recuerdo, los recuerdos, habitaciones del dolor.

Libros, Poesía, Reseñas,

La luz es un efecto óptico. Antología de poemas 2003-2022, de Nadia Contreras

La luz es un efecto óptico. Antología de poemas 2003-2022, reúne poemas de algunos de mis libros. No está todo lo escrito, sin embargo, estos poemas, seleccionados por la escritora Sylvia Georgina Estrada, me llevan a revisar una y otra vez mi existencia en relación con el mundo. Contienen, además, los temas que me han interesado a lo largo de estos años: la vida; el amor; la muerte; los fenómenos naturales; la lucha contra la violencia; contra la injusticia y, por supuesto, la luz y su ausencia.

Reseñas,

Crónica en luces que regresan de algún lugar.  A propósito de Luce sotto le pietre, de Jorge Ortega

El poeta Jorge Ortega es uno de mis mejores amigos y compartimos continuamente nuestras búsquedas literarias y más reveladoras lecturas. Fuimos a beber unas cervezas a un sitio público en el preludio de la cuarentena. Era marzo de 2020 y yo regresaba de Monterrey, de la que fue en México la última feria del libro de la vieja normalidad, la UANLeer, celebrada esos días. Volvía después de la fiesta de la literatura y del reencuentro con queridas amistades. Volvía a la vida cotidiana.