Poesía,

Cinco poemas de Lucía Rivadeneyra

Lucía_Rivadeneyra
Foto: Pascual Borzelli.

(Morelia, Michoacán, 1957). Catedrática de la UNAM. Sus poemarios Rescoldos, En cada cicatriz cabe la vida y Robo calificado fueron merecedores de los Premios Nacionales de Poesía Elías Nandino (1987), Enriqueta Ochoa (1998) y Efraín Huerta (2003), respectivamente. En 2007, publicó Rumor de tiempos, antología personal; y en 2017, De culpa y expiación. En 2013, en Morelia, le dedicaron el Primer Encuentro Nacional de Poetas Jóvenes.


POEMAS

Metamorfosis

Yo
antes de ti
pólvora secreta

Yo
contigo
adobe y quemadura

Yo
sin ti
ceniza y campodiablo

.

Credo

el incendio empieza
cuando untado de palabras
te dejas venir
hacia mi cuerpo
palpas gimes sueñas
sólo entonces
creo en la
única
firmeza de tu vida
después
llegan los bomberos

.

Suicida

Grandísimo cabrón, ya te nos fuiste.
No avisaste, carajo.
Y ahí nos dejas, arañando lágrimas
enredando las causas
buscando las preguntas
queriéndote, queriéndote.

No se vale, traidor. Ya no podremos
pelearnos las razones.

Tu mueca de suicida
es sorpresa y angustia, es dolor
insospechado en la soga nocturna.
Es dolor arrancado a la vergüenza.

Por eso no queremos
contar a los vecinos
que sacaste la lengua como un dardo
para hacer estallar
la culpa de la tribu.

.
Mareo

Dan ganas de aplaudir con sólo verte
entrar en las caderas de mis sueños.

Dan ganas de comer algo salado
cuando tu piel absorbe mis deseos.

Dan ganas de tomar, de fuego, un trago
si tu sudor resbala por mis muslos.

Dan ganas de llorar de pura dicha
cuando presienten tus dedos mis antojos.

Dan ganas, muchas ganas, de hacer lumbre
para que no se enfríen las caricias,
para que no se acabe
el mareo de tierra que generas.

.

Salud

Mi nombre pronunciado por tus labios
tiene rumor de mar y de montaña.

Tu lengua de oleajes
descubre, deshiela, hace milagros.

Tu saliva colabora a que digas
¡salud! y me libres de todo mal,
aunque no sea cierto.