Poesía,

Cuatro poemas de Manuel Parra Aguilar

Manuel Parra Aguilar

(Hermosillo, Sonora, 1982). Maestro en Estudios de Artes y Literatura por la Universidad Autónoma de Morelos. Ha merecido el XV Premio Nacional de Poesía Amado Nervo (2016); el XII Premio Nacional de Poesía Alonso Vidal (2013) y el Premio Internacional de Poesía Oliverio Girondo (2005), entre otros. Libros: Breves (CECAN, 2017), Portuaria (ISC, 2014), Pertenencias (Mantis, 2014), Manual del mecánico (VOX, Argentina, 2012), En el estudio (Tintanueva, 2011), Más le valiera morir (Rivas Hernández Editores, 2009).


POEMAS
 
HOMENAJE A CÉSAR CHÁVEZ
 
Fuimos a Richmond Valley
Y levantamos nueces
Y me encontré con una que es dura como piedra, cascaruda como la hojarasca 
del invierno,
Sobre la hierba fresca de los árboles.
 
Con esta nuez me di de bruces en el lujo de estar reunido con los míos,
Ahí, en el sitio donde antes tenía el corazón.
 
En Brazos River me asomé y vi tus ojos sobre una nuez oculta entre mis dedos.
 
Y resulta que me da lo mismo, me da doblemente lo mismo
Hacer autostop en cualquier sitio.
 
«Don’t cry, baby.»
 
Eras tú quien sonaba.
 
(Del libro Pertenencias)
 
 
 
TRIBUTE TO HEINZ BOTTLE OF KETCHUP
 
En el cultivo de rábanos y sauerkraut
Henry John Heinz invierte su dinero.
 
Viene a ofrecer un poco de su producto:
«Grown not made©».
 
A veces desvía la Mirada hacia el tren que se aleja de nuevo a Sharpsburgh
O viaja como por un sueño hasta detener la mirada frente a una zapatería,
Donde podemos ver sus ansias de medirse veintiún pares diferentes.
 
A veces sus palabras conservan un significado desconocido,
Algo semejante a la salmuera.
 
En el cultivo de rábanos y sauerkraut
Henry John Heinz invierte su dinero.
Nació en Pittsburgh.
Creció entre hortalizas.
Amó el negocio.
 
(Del libro Pertenencias)
 
 
 
(METRO –GOLDWYN-MEYER)
 
Fuimos a comprobar lo de los circos,
Donde esperamos que los domadores de leones,
Samuel, Louis & Marcus,
Confundan nuestros sentidos en ese Ars Gratia Artis que solo ellos pueden 
ofrecer.
Lamas es el primero, cuyo hocico se mueve,
Pero confundimos el rugido con el aleteo de una mosca.
Jackie es el segundo, y nos hace orinar de emoción
De una manera un tanto ambigua por su technicolor.
Tanner y Leo, con un humor casi blanco, nos roban lágrimas como espectadores.
 
¿Por qué no sucumbir ante la imaginación de tan lindo mamíferos?
 
Todos somos felices disfrutando de este documental de melenas
Hasta que sin emoción,
Sin emoción alguna,
Desde alguna butaca descubrimos a Dios que bosteza.
 
(Del libro Pertenencias)
 
 
POCO DURA
 
el viejo árbol se pudre
en un charco de tierra
¿dónde quedó el columpio
para tanto niño?
desde alguna gastada rama
ha caído la última hoja
sin hacer ruido
 
(Del libro Breves)
 
 

Revista literaria online cuyo principal objetivo es la promoción y difusión de la poesía, la literatura y el arte en general dentro y fuera de México. Síguenos en nuestras redes sociales. ↓

1 comentario

Pina

agosto 1, 2019

Excelentes poemas, Manuel.
Me encantaron.
Felicidades ?

Abrazos desde GuaySon City.

Responder

Maria T MURPHY

agosto 2, 2019

FELICIDADES.
Excelente, Maestro MANUEL PARRA,

Responder

Juan Mcclean

octubre 9, 2019

Horribles y aburridos

Responder

Opina