Poesía,

Ocho palíndromos, de Miguel Ángel Cocom Mayén

Miguel Ángel Cocom Mayén

(1980). Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Actualmente, cursa la maestría en Gestión Pública Aplicada en el Tecnológico de Monterrey. En 2011, publicó De Mérida, roto su primer libro de poesía, una coedición del Instituto de Cultura de Yucatán y CONACULTA. Atar de ser maya, su segundo poemario, salió a la luz en 2017 a través de Compañía Editorial de la Península. Sus textos han aparecido en la antología Poemas para un poeta que dejó la poesía, Cuadernos de El Financiero, y en publicaciones locales y nacionales como La Jornada Maya y Nexos. Sus textos reversibles se pueden consultar en la cuenta de Twitter: @doncocom


PALÍNDROMOS

Sílaba
La usual sílaba,
cabal isla usual.

Ella
Ella: tabaco,
tabla, laya. Y al alba
tocaba talle.

Ojo neutro
Ojo neutro, pozo terso,
los revelas, oro mojo;
ojo moro, sale verso.
Los retozo por tu enojo.

Encuentro
La rocé,
guarida no negó.

Renueva usar una ranura suave,
un erógeno nadir.

Auge coral.


Sé y no sé
Sé de roces
y de sed.
Sé de rapaces leyes.

No sé todo,
te sé poco.

(Pausa).

Su apócope, sé;
todo tesón sé.

Y él seca
paredes de sed
y secó redes.

Desierto a viva voz
Allí, rector atávico.
Nada de roces.

Errada,
la parte llanera
se reanuda.

Duna,
eres arenal letra,
paladar reseco,
redada nociva,
tarot,
cerilla.

Luna a viva voz
Amarga náyade,
seda mágica,
nave única,
nadir, túnica.

Nací boreal,
aeróbica,
nací nutrida,
nací nueva,
nací gama de seda
y anagrama.

La usual sílaba
A mi rabia y a ti, veloz, oral;
si acá se revelaba débil eco,
ya mi claro proclamo viva seco,
¿acaso cava cabal isla usual?

Ya mi náyade salaz ir, eleva,
acá posa magia, conato, gala.
Ave, un árbol aroma si se tala,
mala tesis, amoral obra nueva.

A la gota no caiga más opaca,
ave le riza la seda y anima,
y la usual sílaba cava cosaca.

¿O cesa vivo mal, corporal cima?
Yo, célibe, daba leve resaca.
Isla rozó, levita, ya iba rima.