Búsqueda por categoría

Libros

Libros, Poesía,

Cinco poemas de Me llamo cuerpo que no está, de Cristina Rivera Garza

Cristina Rivera Garza ha cultivado una variedad de géneros literarios. Entre ellos, la poesía, con cinco libros a lo largo de diez años: Los textos del yo (2005), La muerte me da por Anne-Marie Bianco (2007), El disco de Newton. Diez ensayos sobre el color (2011), Viriditas (2011) y La imaginación pública (2015). En 2023 se publicó su poesía completa bajo el título Me llamo cuerpo que no está, nombre que sabe hacerle justicia a la totalidad de su obra poética.

Libros, Poesía, Reseñas,

La luz es un efecto óptico. Antología de poemas 2003-2022, de Nadia Contreras

La luz es un efecto óptico. Antología de poemas 2003-2022, reúne poemas de algunos de mis libros. No está todo lo escrito, sin embargo, estos poemas, seleccionados por la escritora Sylvia Georgina Estrada, me llevan a revisar una y otra vez mi existencia en relación con el mundo. Contienen, además, los temas que me han interesado a lo largo de estos años: la vida; el amor; la muerte; los fenómenos naturales; la lucha contra la violencia; contra la injusticia y, por supuesto, la luz y su ausencia.

Libros,

“¿Qué es un adulto? Un niño inflado por la edad”, Simone de Beauvoir

Hoy se cumplen 114 años del nacimiento de Simone de Beauvoir, filósofa, académica y escritora francesa. La mejor forma de celebrarla es leyéndola y disfrutando de su pensamiento hecho palabra. Además de su inconfundible y maravilloso El segundo sexo (1949), uno de los libros pilares para el feminismo occidental, la obra de Simone ofrece un abanico de textos que van desde la novela y el ensayo político y filosófico, hasta la autobiografía. En esta ocasión, traemos a cuenta algunos fragmentos de Memorias de una joven formal (1958),

Libros,

Solana, edición ilustrada, de Fernando Trejo​

Escribí Solana a mitad del año 2013. Ahora puedo decirlo: tuve miedo. Escribirlo era escarbar no sólo en el recuerdo sino en el dolor de quienes conocimos a Carlos, mi primo, su protagonista. Sin embargo, fue él quien me palmeó los hombros, se ajustó las botas y emprendió conmigo el viaje a la solana de los departamentos de la octava norte, a nuestra niñez, a nuestra adolescencia, a nuestra juventud. La infancia –puedo atreverme a decir– es la etapa de la vida más sincera, la que forja.