Entrevistas, Poesía,

«La poesía puede abordar cualquier tema. Nunca la complejidad será el qué, sino el cómo». Entrevista y tres poemas de Beatriz Pérez Pereda

BPP

Beatriz Pérez Pereda (1983) nació en Villahermosa, Tabasco. Estudió la carrera en Derecho por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, aunque se dedica a la literatura. Se ha consolidado como una de las voces más destacadas de la región sureste de México e incluso del país. Ha publicado diversos libros de poesía, como Los sueños del agua, Álbum Personal, Un hermoso animal es la tristeza, Teoría sobre las aves, Persona no humana, entre otros. Su obra ha sido distinguida con premios en todas partes del territorio nacional, tales como el Premio Nacional de Poesía Rosario Castellanos 2005, el Premio Tabasco de Poesía José Carlos Becerra 2009, el Premio Nacional de Poesía Amado Nervo 2015, el Premio Nacional de Poesía Carmen Alardín 2022.


Recientemente te otorgaron el Premio Iberoamericano Bellas Artes de Poesía Carlos Pellicer para Obra Publicada 2023. ¿Cómo te sientes al incorporarte a la historia de la poesía mexicana junto a otros poetas ganadores de esta distinción, como Fabio Morábito, David Huerta o Elva Macías?

Entrega del Premio Iberoamericano Bellas Artes de Poesía Carlos Pellicer para Obra Publicada 2023. Imagen: autora.

Estoy muy contenta. La primera vez que me inscribí a un taller literario tenía quince años: han pasado más de veinticinco desde que me aferré a la escritura, a la poesía. Este reconocimiento es un momento importante en esa decisión, y un estímulo para continuar escribiendo.

Mencionas a Elva Macías: fui su alumna por casi dos años cuando yo tenía veintiuno. Ella me enseñó muchas cosas sobre la poesía y ahora haber obtenido un premio que ella también ganó es muy significativo para mí. Además, unirme a un grupo de escritores que admiro mucho, donde sumados a los que ya citaste, están algunos de mis escritores favoritos, como Francisco Hernández, Silvia Tomasa Rivera, Jorge Fernández Granados o Max Rojas, es un sueño.

Persona no humana, libro con el que ganaste este premio, sugiere una postura política. ¿Crees que el concepto que define a una persona necesita resignificarse? Si la poesía permite abordar estos temas, ¿cuál es la relación que guarda entre sí una poética con un modo de vivir en sociedad?

Portada del libro Persona no humana. Imagen: autora.

Yo creo firmemente que la poesía puede abordar cualquier tema. Nunca la complejidad será el qué, sino el cómo, pero esas son circunstancias que debe resolver cada poeta, o no: de ahí si un libro logrará vencer el cernidor del tiempo.

En mi caso, mi poética cada vez se acerca más a mi modo de vivir, no solo en sociedad, sino a la forma en que vivo mi vida, mi día a día interiormente. Digamos que quien soy y lo que escribo cada vez están más en sintonía.

Creo que cada persona tiene una trinchera desde donde defiende la vida y sus ideas: la mía ha sido la escritura. En ese orden de ideas, no solo mi libro Persona no humana, sino el mismo acto de escribir es una postura política, mi postura. Ahora bien, en este libro confluyen tres aspectos muy importantes en mi vida: el Derecho –yo soy abogada–, la poesía y mi activismo a favor de los animales. Desde ahí, creo que no solo el concepto de persona debe ampliarse, transformarse, repensarse, sino que también debemos resignificar nuestra relación con la naturaleza en general, con nuestra forma de consumo y nuestras formas de organizarnos frente al Estado para exigir políticas que de verdad tengan un impacto frente al cambio climático, una situación de la que ya sufrimos las consecuencias. También debemos resignificar algunas otras palabras como “guerra”, “genocidio”; algunos pensamos que no volveríamos a ver una guerra prácticamente televisada, sin embargo, estamos asistiendo al genocidio de los palestinos, y nos hemos encontrado incapaces de hacer algo para detenerlo.

Hablando de posturas: autoras, desde Virginia Woolf hasta Luna Miguel, han abordado las condiciones de escritura de las mujeres: espacios, temas, prejuicios. En este orden de ideas, ¿cuál puedes decir que ha sido tu experiencia en el ámbito literario mexicano?

Mi experiencia ha sido la de una poeta que vive y escribe desde un estado de la república mexicana, desde el trópico, alejada de la Ciudad de México, para bien o para mal. Digo esto porque, por un lado, eso me ha dado la independencia de escribir lo que yo quiera y como yo he querido (mi camino ha sido postular a convocatorias de premios, becas, etcétera, para publicar mis libros) y, por el otro lado, me he quedado al margen: la Ciudad de México sigue ejerciendo un centralismo sobre las propuestas, posibilidades y oportunidades en todas las artes, al grado de a veces ignorar lo que se hace fuera de la ciudad.

Sin embargo, no solo yo, sino muchas escritoras y escritores han construido su obra, y justo en este momento muchos lo están haciendo, a pesar de vivir en la periferia. Corresponde a los lectores diversificar sus lecturas y apostar por otros autores.

Como poeta multipremiada y exitosa en tu quehacer poético, ¿cuál consideras que ha sido la clave para que tu poesía capte la atención de los lectores? Y, en ese sentido, ¿cómo caracterizarías tu poesía?

De todas las preguntas creo que esta es la que contestaré peor (mi puñado de lectores, que las más de las veces son mis amigos, podrían contestar mejor esta pregunta): no sé qué capten ellos, qué les gusta de mis poemas, pero les agradezco que hagan eco a mis palabras.

Qué caracteriza a mi poesía, ahí tal vez los críticos, académicos y también los lectores podrían decirlo mejor… Te puedo decir qué busco yo en cada libro: por un lado, ser fiel a mis intereses y preocupaciones, escribir lo que realmente quiero escribir, y por otro, repetirme lo menos posible, no ser un disco rayado. Unas veces me ha salido mejor que otras, pero siempre lo intento y lo seguiré intentando.

Parte de la obra literaria, además del ingenio de su autor, son las experiencias vitales que la rodean y las lecturas que influyen en el texto. Más allá de Persona no humana, Crónicas hacia Plutón o Teoría sobre las aves, ¿qué libros han tenido un impacto profundo y positivo en ti?

Mis amigos saben que soy una gran lectora de narrativa, y eso es algo que se nota cada vez más en mis libros. Me interesa contar historias desde la poesía, entonces tendré que citar aquí algunos de los últimos libros, autores, que he leído y que me han gustado mucho, como V13 de Emmanuel Carrère; Dune, de Frank Herbert; La perra, de Pilar Quintana; Los robots contarán nuestras historias, de Daniel Centeno. En poesía, Lengua hierba, de Diana del Ángel; Nombres propios, de Mercedes Alvarado; Dorsal, de Nadia López García y La tierra oscura, de Silvia Tomasa Rivera, son libros que me han encantado.

En relación a tus referentes literarios, ¿qué autores, ya sean clásicos, modernos o contemporáneos, recomendarías que leamos?

Lo que yo recomendaría a los amables lectores de Carruaje de Pájaros, es que diversifiquen sus lecturas, que no se queden solo con el “hype” de los libros que las editoriales con mayor presupuesto y las redes sociales colocan en las mesas de novedades y en las tendencias, que lean a autores consagrados pero también a los jóvenes, o primeras obras, vivos y muertos, hombres y mujeres, que cultiven y formen su gusto lector en la variedad porque eso nos ayuda a conocernos mejor y a tener una opinión más amplia de todo.


Tantos escombros en luz y sombra

Tantos escombros en luz y sombra
sin sonido
acuarelas nocturnas que por vez primera observa el ojo del hombre
El frío
la soledad de ser quien inaugura el camino
la premura de partir de la Tierra
hacia el espejismo de un nuevo hogar
donde se puedan inventar otras palabras para decir
……………………………………………amor, muerte, olvido
o hacerlas desaparecer

Todo para descubrir que allá arriba
a cinco mil millones de kilómetros
también hay un cielo azul y planicies heladas
y el silencio es más silencio
porque lo percibe una mirada

Crónicas hacia Plutón

.

19

Escucho tu música
los discos que dejaste en desorden
prolongación de esa melancolía
………….ya por siempre inconclusa

Escucho sin entender
atenta al ruido
tratando de reconstruir en estas notas
el movimiento inagotable de tus manos
sobre cualquier superficie
sobre mi cuerpo

Cesa la música
y empieza otra sin tiempos y sin necesidad de oídos
Creación y caos susurra una portada
y dentro una voz dice before…
y es una gota de leche, miel y limón en mi oreja
………….………….………….before

Partitura en construcción
voces, roces, tropiezos
afinaciones imposibles

silencios de niebla
música sin vibración
sin eco
sin cuerpos
tu cuerpo sin cuerdas
tu cuerpo vacío: melodía sin su música
sin canción
mi cuerpo sin tu cuerpo

Teoría sobre las aves

.

Mi padre me contó

Mi padre me contó cómo sus compañeros
………….………….………….………….………….de viaje
se amarraban al tren para no caer en el sueño
Con el cinturón cada día más apretado
se sujetaban a las bestias en su carrera de acero

Para no caer en el sueño
para llegar intactos a otras heridas menos visibles
que las mutilaciones de aquellos que se soltaban
………….………….………….………….………….mientras dormían
dejando en los oídos la escala más alta del dolor

Me contaba de los diecisiete años del Guatemala
que huía de la tristeza que habitaba su estómago
del cura que regalaba comida en platos de peltre
y la cercanía de cuerpos desconocidos que
………….………….………….………….………….engañaban al frío
en la soledad de un cuarto sin ventanas

Debajo de las hamacas
yo lo veía arrullar la angustia
que por aquel entonces ya turbaba su mirada
y no quería que parara el vaivén
yo sólo quería, en la imposibilidad de mis años
ser la vía que soportara el tren de su cansancio

Álbum personal

Izhar León. (Chiapas, 2004). Textos suyos se encuentran en diversas revistas digitales del país. Es estudiante en la licenciatura en Lengua y Literatura Hispanoamericanas. Quiere ser poeta. Le gusta pasar su tiempo leyendo, conversando sobre libros y rodeado de gatos bonitos. Piensa que la literatura es placer y deseo, pero también la posibilidad de redimirse.

Opina