Poesía,

Seis poemas de Guillermo Acuña

Guillermo

(Costa Rica, 1969). Sociólogo con una especialidad en Comunicación Social. Docente universitario, investigador social y especialista en temas migratorios a nivel regional centroamericano. Como escritor, perteneció al Taller de Literatura Activa Eunice Odio en Costa Rica, entre 1990 y 1993. En poesía ha publicado Programa de mano (2008, Editorial Arboleda Costa Rica), El fin de los días (2014, Editorial Alebrije, Costa Rica), En cuerda floja (2014, editorial Arboleda, Costa Rica), Amares (2014, editorial Ixchel, Honduras), En ninguno de tus mapas (2015), VOSTOK (2016), Al fondo del corazón (2017, estos tres publicados por Metáfora Editores) y Sobre el origen de las primaveras (2019, Proyecto Editorial La Chifurnia, El Salvador). En cuento publicó Por vivir en quinto patio (2017, Editorial Perro Azul, Costa Rica) y en ensayo Déjennos pasar. Migraciones y trashumancias en la región centroamericana (2019, Editorial Amargord, España).


CINE MUNDO

Tu luz en la pantalla. La banda sonora de tus manos en las mías, en cualquier lugar de mis geografías. Uvas y agua. Una película en blanco y negro, sin cortes.

.

UNA DORMILONA ABIERTA EN EL PARAJE

Nombrarás lo dicho
en la estación,
la esquina donde se encuentran
ciertas palabras.

Nombrarás esa canción
como salida permitida
hacia el frescor
de la mañana.

Dirás que
las paradojas
ser/estar
venir/irse
no son son más
que inventos
del mercado.

Que a tu gobierno
el imperio.
el decreto
la carta as
bajo la manga.

Lo nombrarás
a él.

Anunciarás el alba
y el deshielo,
todos los sonidos
que aún
no se disipan
por la bruma.

Saldrás descalza
a sentir lo húmedo
de decir su nombre
tocar dormilonas
para que abran
con apenas
susurros
de cierto
abecedario.

.

AVISTAMIENTO

A la hora
exacta de su órbita,
la Estación Espacial Internacional
divisa
el exterminio.

Is there anybody out there?
pregunta
la mujer que
recrea su muerte.

Desde una escotilla
se logra divisar
su diario,
sus páginas
manchadas.

Polvo interminable
grietas
dibujos de escolares
desperdigados
por donde antes
pasaban calles
y la felicidad.

Al hacer zoom
desde lo alto
el horror
parece
vestido de una bomba
que acaba
fragmentando el día.

Como en una pintura de Bansky
Hay columpios
con almas pequeñas
que aún juegan
con sus ropas.

Hasta decolorarse.

.

UNA MUJER PREGUNTA

I

Ha abierto
las persianas
de la memoria,
una puerta giratoria
por donde entran y salen
los amagos del sol.

No sigue
las fases de la luna,
pero sabe,
que a cada
pregunta
detona
un movimiento.

Y luego otra pregunta.

Y luego movimiento.

Una mujer
saluda
con música,
luego alza
la mano
así,
en señal
de despedida,
como alguien a punto
de abordar
un barco lejano,
sin regreso,
en el recuerdo.

Hace, entonces,
una pregunta.
O tantas.

II

.

Una mujer
sabe
que
la primavera
la espera
en Madrid.

Y lo considera.

Ha venido
a soportar
los vendavales
de una canción
que envenena
y encanta,
como el “mmmmurmullo”
dicho apenas
en otra época,
en otra voz
la de la luz
de aquella tarde.

Las verdades
del tiempo,
las encripta,
las aguarda
las aplaca.

Se aplaca ella.

Una mujer
se recrea
en la estancia
de la palabra,
se desliza
suavemente
con la piel
y sus sigilos.

Se pasea
en el breve
minuto
siguiente:
habla,
dice,
escucha,
silencia,
sucede.

Ha venido
a preguntar
desde otro lugar,
en el que está
y no está,
siempre.

.

III

Una mujer pregunta,
entonces.

En blanco
y negro,
en colores.

Pregunta
Otra vez.

.

PINTURA A MANO ALZADA

Y desafiando el oleaje sin timón ni timonel”.
Joaquín Sabina

Conseguí pintar
lo que quedó
del tiempo.

Vine al arroyo
a escucharte,
a creerte paraje,
Nunca sombra.
A dejarte correr
agua,
Pero siempre
detenido en mi.

Conseguí
atardecer despacio,
siguiendo la ruta
de un sonido
casi viento.

Escuché lo que
quedó del día,
Crucé tus fronteras.
sin pasaporte,
pintando.

.

MY SWEET LORD

Alli donde ondean
Las banderas devastadas
De la fe.

Allí donde se canten
Himnos épicos
a la locura
de pertenecer y después irse.

Allí
en lo que el Sol
se entrampa con los mitos.

Allí

réstennos,
Hágannos oruga
Mar
Pero no entierren la pregunta.

Pregunten, más bien.

Revista literaria online cuyo principal objetivo es la promoción y difusión de la poesía, la literatura y el arte en general dentro y fuera de México. Síguenos en nuestras redes sociales. ↓

Opina